Imagen de “El Pensador”

Filosofía: Actitud y función

 Esta cuestión es una de las primeras y cruciales que todos encontramos nada más abrir el libro de filosofía de 1º de bachillerato. La siguiente imagen es útil para abordarla. Y cabe decir que en este caso es tan sugerente la imagen siguiente, que sin duda ¡una imagen vale más que mil palabras! También podría servir para la introducción de la asignatura de ética.

"El pensador" (Rodin)

El Pensador (1880) –denominado en su origen El poeta– es una de las más famosas esculturas del escultor francés Auguste Rodin (1840 – 1917). Está realizada en bronce fundido y mármol, y pesa alrededor de 650 Kg. En su proyecto inicial la escultura se pensó para una muestra de Arte donde se representaban los personajes de la Divina Comedia, y ella personificaba a Dante en las puertas del infierno, meditando sobre su vida y su pasado. Pero su significado es más universal.

El Pensador es un desnudo, a la manera de las figuras heroicas y al estilo de Miguel Ángel, para representar tanto el pensar como la poesía. La luz y la técnica del modelado son impresionistas, pero el vigor de las formas, el trabajo de la materia y las texturas apuntan rasgos expresionistas.

El Pensador tiene la compostura y el giro de las piernas de quien se sienta a pensar… Se trata de un hombre maduro, que está reclinado, con la cabeza ladeada hacia abajo, en una actitud de concentración, reflexión, soledad y recogimiento.

El Pensador es un atleta de la mente: encarna el ejercicio de la meditación. Se encuentra sumido en la profundidad de su reflexión, librando una batalla interior. Su constitución muscular manifiesta la fuerza y el empeño con que se preocupa sobre el devenir del hombre, los problemas morales y las angustias humanas. Las manos, los pies, el cuerpo entero está empleado en el pensar y el sopesar los pros y los contras de sus propósitos.

Traigo aquí la escultura de El Pensador porque es la imagen elegida por muchos libros de filosofía para su portada. Y con razón. Con su escultura El Pensador, Rodin quería recordarse y recordar a los hombres de su tiempo que los grandes descubrimientos y avances científico-tecnológicos tenían que ir acompañados por la reflexión sobre la verdadera condición humana, de lo que trata la filosofía.

El Pensador nos recuerda la belleza y la bondad de la lucha interna por la meditación y el poder de abstraerse del mundo exterior para lograr el equilibrio espiritual. Es también una llamada a detenerse frente al ritmo vertiginoso de los quehaceres, a desnudarse de todo estorbo, para lograr el verdadero pensamiento, y escudriñar la realidad y su verdad, bondad y belleza.

El filósofo es un pensador. Y todos podemos ser, y somos, filósofos, al menos en algún momento decisivo de la vida. El filósofo es un atleta de la razón, que entrena su mente para afrontar preguntas que no tienen una respuesta tan evidente que convenza a todos. No es el sabio, sino simplemente el amigo del saber y quien busca esforzadamente saber en profundidad de todo, pero principalmente de lo que más afecta al ser humano y su felicidad.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Imágenes filosóficas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s